Desde que Kesseböhmer logró que las esquinas se convirtieran en espacios giratorios, los muebles de esquina se han consolidado como un clásico muy útil en los proyectos de cocinas. Siendo ideales para albergar cazuelas, sartenes e incluso robots de cocina. Para ello se incorporan permanentemente técnicas innovadoras como alternativas atractivas a las clásicas cestas giratorias.

filtros activos